Dolor Acromioclavicular: Infiltración de corticoides guiada por ecografía

AC joint

1.     Cuándo está indicado realizar una infiltración acromioclavicular

 

El dolor acromioclavicular aislado es relativamente infrecuente formando parte, en general, de un problema más general del hombro. Sin embargo, en ocasiones, si resulta claro que el dolor proviene de esta pequeña articulación. Puede verse debido a un problema degenerativo local o como secuela de un traumatismo (ej: luxación acromioclavicular).

El dolor acromioclavicular suele resultar especialmente rebelde al tratamiento fisioterápico  u otras medidas clásicas (ej: antinflamatorios). Así, en casos de dolor persistente a este nivel, una infiltración de corticoides guiada por ecografía está indicada por su efectividad y por sus mínimos efectos adversos.

2.     En que consiste la infiltración de corticoides guiada por ecografía

 

La articulación acromiclavicular se trata de una pequeña articualción situada en la parte más superior del complejo articular del hombro. Dado lo superficial que se encuentra se trata de una diana fácil de localizar tratándose de un procedimiento sencillo.

 La sustancia que se inyecta es corticoide  junto a una pequeña cantidad de anestésico local. Con las debidas medidas de asepsia y bajo visión ecográfica, el riesgo de complicaciones es mínimo. Por lo general, el alivio de los síntomas es imporante y este se mantiene a largo plazo (1 año)

 

3.     Más información

 

https://www.youtube.com/watch?v=OuI7AjkU-NY